Pages Navigation Menu

Blog de Juegos de mesa, wargames, kickstarter y heroclix. Reseñas, reportajes, análisis, mejoras de juegos, estrategias y todo con 4 frikis y un blog.

[KoW] Impresiones del Torneo en Barcelona

Era sábado 04 de Febrero a las 10 de la mañana, y una pequeña comitiva se juntaba en la tienda de Kekolandia Miniatures, que ha abierto hace pocos meses en Barcelona. El objetivo: disputar un torneo de Kings of War y pasarlo en grande.

Kings of War, para quien no lo sepa, es un juego de batallas fantásticas con miniaturas donde prima la estrategia y la sencillez por encima de cualquier otra cosa. Un juego creado como alternativa a Warhammer y otros similares, que permite jugar partidas fluidas en menos de dos horas, y que poco a poco va ganando jugadores en nuestro país. Concretamente en Madrid y el sur de España hay una muy buena comunidad estable de jugadores. Sin embargo, en Barcelona aún estamos despegando, con un pequeño grupo de jugadores que poco a poco va creciendo y que intentamos movernos más, e invitamos a quien quiera a probar el juego (se puede jugar con las mismas miniaturas de otros wargames o similares, es mucho mucho más rápido y sencillo de aprender a jugar, e igualmente satisfactorio)

Hace unos meses, viendo que estábamos un poco apagadillos, propuse a Kekolandia el hacer un torneo de iniciación, para que los jugadores dispersos de KoW pudieran juntarse y conocer a otros jugadores, y estuvieron encantados. La verdad es que hubo mucha colaboración y han sido muy amables y atentos durante toda la organización y todo el día del evento. Las reglas para torneos regionales que hay en España (sistema suizo) funcionan muy bien, y las utilizamos prácticamente íntegras (con algunas diferencias, ya que se trataba de un torneo de iniciación, algo menos formal).

En pos de incentivar a hacer listas variadas y equilibradas los escenarios de las batallas se libraban al azar (tirando 1d6 en el reglamento antes de cada ronda), con la salvedad de que si se repetía un escenario se volvería a tirar, y que si no se había jugado ninguna batalla “normal” (a darse de palos sin misericordia), en la última ronda se jugaría ese tipo de partida.

Adicionalmente, como regla de la casa Kekolandia, los premios del torneo se sortean totalmente, para que la competitividad sea sana (ser el mejor mola siempre, aunque no haya premio), pero fomentando la colaboración, sin jugar a machacar.

Ha sido mi primer torneo, no solo como organizador, sino también como jugador, e iba con un poco de miedo sobre si las partidas estarían equilibradas, sin conocer el nivel de los jugadores, y sobre el tiempo de duración. ¿Sería posible jugar una partida en dos horas o faltaría tiempo? ¿Tendríamos tiempo en 15min de contar los puntos, juntar nuevos contrincantes, de que todos recogieran sus unidades, las movieran de mesa, baño, cigarrillo, etc. y estuvieran preparados para la siguiente? ¿Que pasa cuando juegas más de una partida seguida a KoW?

Todas estas dudas llevában días rondándome por la cabeza. En la mayoría de Wargames tardas toda una tarde en hacer una partida, y aún así, es muy probable que no de tiempo a acabarla. En los torneos no regulares las partidas no suelen acabarse y los jugadores acaban saturados de tanta partida seguida. Adelanto ya que no fue así en ningún momento 🙂

Bien, como iba contando antes de irme por las ramas, nos juntamos el sábado por la mañana para empezar el torneo. Tenía dudas de cuantos seríamos ya que habían algunos que no sabían si podrían venir, algunas bajas de última hora, etc. Al final nos juntamos 8 jugadores, contándome a mi. Yo venía como organizador y como reserva, para asegurarnos de que habría jugadores pares.

El torneo

A las 10 abrieron tiendas, fue llegando gente hasta las 10.15, donde acabó el plazo de inscripción, sorteamos emparejamientos y mesas, hicimos un pequeño desayuno (los Kekolanders nos trajeron Pastas y Coca-Cola 🙂 ) y a las 10.30 empezamos.

Primera ronda, 10.30 – 12.30, y segunda 12.45 – 2.45
Dejando para comer hasta las 16.30, donde empezaba la tercera ronda, hasta las 18.30, cuando se acabaría la última partida, contaríamos puntos,  Pongo los horarios para dar un poco idea para cualquiera que quiera hacer un torneo.

Sorprendentemente había mucha variedad en ejércitos, repitiéndose solo uno, y con listas muy distintas: Reino de los hombres (cuerpo a cuerpo, sin un solo disparo), Demonios (con muchas bolas de fuego y Chroneas), dos Enanos (uno con un ejército más estático, pero con berserkers en tejón, y otro solo infantería, pero consiguiendo movilidad con muchos Exploradores y lanzallamas), No Muertos (con infinitas huestes de infantería), Salamandras (muy móviles y llenas de dinosaurios), unos Night-Stalkers (con gusanos de pantalla y spam de rayos) y mis Enanos Abisales (con un flanco rápido de caballerías y voladoras, y otro lento con trabuqueros).

La primera partida tocó el objetivo 6: matar y capturar puntos en el tablero. Me enfrenté a los humanos de David, con una horda de caballería y otra de grandes piqueros, con apoyos y elohi molestones para conseguir cargar. Fue una batalla bastante ajustada que disfrutamos mucho, y que al final me ganó (podría haber rascado un empate, pero el jodío me cargó a mi horda de Trabuqueros con su portaestandarte suicida a ver si conseguía hacerme una herida y dejarme una ronda crucial sin disparo… y lo consiguió XD)

En la segunda ronda, me enfrenté a los Enanos de Ferrán. Llevaba tres unidades de Rangers, unidad que me gustó mucho por su versatilidad, tres lanzallamas con ingeniero, y un bloque central de infantería para trabar mientras el resto hacía su trabajo. El escenario fue el 3, el de conquistar el centro del tablero. En este tipo de escenarios los enanos que no tengan caballería o Reyes montados sufren bastante, puesto que la mayoría de sus unidades están pensadas para quedarse atrás. En eso los Enanos Abisales llevamos ventaja, puesto que disponemos de voladoras, caballerías curiosas, y casi todo nuestro disparo es a corto alcance. Me aproveché de ello y, aunque en puntos estuvimos bastante ajustados, mis unidades controlaban el centro mientras que las suyas quedaban fuera.

Pausa para comer… y en la tercera partida, tocaba darse de palos.  El jugador humano tuvo que retirarse, y como iba de suplente estuve cotilleando las demás partidas (y enseñando a jugar a los curiosos. Espero que os gustara y os animéis a probarlo 🙂. El primer y segundo de la lista (los otros enanos, y los demonios) se enfrentaron duramente, y bastante ajustados hasta el final, donde el demonio consiguió hacerse con la victoria. Por otra parte, en la segunda mesa los enanos anteriores se enfrentaron a los no muertos. Los no muertos llevaban un montón de tropas y hordas “chusta” (zombies, etc) de poca resistencia y velocidad … así que el enano de los 3 lanzallamas e ingeniero pudo resarcirse y hacer algo de barbacoa no muerta. En la tercera mesa, los lagartos contaban con mucha velocidad y capacidad de maniobra (lo más “lento” eran sus Gekotah y elementales de fuego con chamán y surge. El resto eran caballerías, “Estegadones” y voladores) y rodearon a los Night-Stalkers, que contaban con un montón de gusanos de sangre para ralentizar tropas, y Doppelgangers para enfrentarse a lo más gordo que tuviera el adversario. Todas estas tropas solo servían para resistir, mientras un montón de monstruitos y moscas detrás iban lanzando rayo tras rayo cansinamente XD

El Night-Stalker, que llevaba una victoria y un empate, consiguió tantos puntos en esta partida con los dichosos rayitos que consiguió no solo ganar la partida, sino también empatar con el equipo demonio! Así que tuvimos dos vencedores del torneo!!. Tendríamos que haber contado los puntos exactos por partida, etc. pero como los premios iban repartidos al azar y a los jugadores les pareció bien el empate técnico lo dejamos así 🙂

Había un bono de puntos por tener el ejército pintado que consiguió que los Enanos con lanzallamas y rangers pasaran a tercer puesto. La mayoría de ejércitos iban pintados y eso se agradece al jugar. Animo a todo el mundo a ir pintando poco a poco sus miniaturas para el disfrute de todos 🙂 Cuesta, pero vale la pena!

Y eso es todo por hoy: fue una gran jornada, lo pasamos bien, y espero que para la próxima corra la voz y los jugadores de KoW de Barcelona puedan unirse a ello. Espero que no os haya dado mucha pereza leer el artículo y que, si tenéis ideas para un próximo torneo (me quiero mirar el sistema 7G) o preguntas y observaciones sobre este, las pongáis en los comentarios

 

2 Comments

  1. Eh! que no fue el porta, fue el fantástico padre Nando con su rosario mortal el que cargo contra los arcabuceros.

    • Cierto XD Maldito tío, que mal me cae desde entonces, jaja

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share This