Pages Navigation Menu

Blog de Juegos de mesa, wargames, kickstarter y heroclix. Reseñas, reportajes, análisis, mejoras de juegos, estrategias y todo con 4 frikis y un blog.

[Reseña] Century: La ruta de las especias ¡Vendo bueno, bonito y barato!

Hace años el comercio de especias constituyó un sistema de intercambio económico que llego al mismo nivel que la moneda. Los comerciantes que supieron desenvolverse bien con este sistema de intercambio llegaron a enriquecerse y escalar en el sistema social. Pero no vamos a daros aquí una lección de historia tranquilos ( no tenemos ni los conocimientos ni el nivel), sólo es una pequeña introducción a Century: La ruta de las especias, un juego de Plan B games y traído a España por Devir Iberia. ¿Listos para comerciar?

El Juego

Tipo de juego: “deckbuilder” (más bien Handbuilder)

Jugadores: 2-5

Tiempo de juego: 30-45 min

Contenido:

  • 94 cartas tamaño tarot
  • 4 cuencos de plástico
  • 105 cubos de madera (especias)
  • 10 monedas de oro
  • 10 monedas de plata

¿Cómo se juega?

El juego está basado en el comercio de especias, por lo que serán las piezas fundamentales de este. Tenemos 4 especias con las que comerciar, en orden de menor a mayor valor son: Cúrcuma (amarillo), Azafrán (rojo), Cardamomo (verde) y Canela (marrón).

Empezamos la partida con 2 cartas, una nos permite conseguir 2 cubos de Cúrcuma y la otra nos permite mejorar hasta 2 especias un nivel (o una especia dos niveles).

En la mesa colocamos 6 cartas de mercaderes (nos permiten intercambios y mejoras de especias, la segunda fila) y 5 cartas de mercado (a cambio de pagar un coste X en especias, conseguimos estas cartas que nos dan puntos de victoria, primera fila).

Para conseguir las cartas de mercader, sólo tenemos que pagar una especie por cada carta anterior que no queremos. Es decir, si queremos la primera carta, nos cuesta 0 especias; si queremos la segunda, hemos de colocar 1 especia encima de la primera carta, para la tercera tenemos que poner 1 especia en la primera y otra en la segunda y así sucesivamente.

Las monedas se colocan en el primer (oro) y segundo lugar (plata) de la fila de mercados y al adquirir la carta correspondiente te llevas también la moneda correspondiente, que otorgan puntos extra al final de la partida. Las monedas de oro dan 3 puntos y las de plata 1 punto extra.

Cada vez que se adquiere una carta, ya sea de mercader o mercado, se desplazan las cartas de posición y se añade otra al final de la fila.

Durante nuestro turno podemos realizar diversas acciones:

  • Utilizar una carta de nuestra mano
  • Conseguir una carta de mercader
  • Conseguir una carta de mercado
  • Descansar (recuperamos las cartas jugadas)

El objetivo es ir intercambiando especias hasta conseguir las necesarias para comprar las cartas de mercado ( a mayor puntos de victoria, mejor). Una vez un jugador ha conseguido 5 cartas de mercado (6 si es a dos jugadores), se termina la ronda y se cuentan los puntos de victoria.

Opinión

A diferencia de los Deckbuilders habituales, en este no jugamos con un mazo, sino todas nuestras cartas están ya en la mano, por lo que el factor azar se reduce y no hace falta estar acordándote si tal carta ya la has jugado o no. Le resta un poco el factor de poder orientar bien tu baraja a hacia un punto u otro, pero teniendo en cuenta las opciones de dichas cartas (intercambio de especies o mejora), tampoco hay una profundidad de mecánicas que te permita realizar mucho combo, como sería si pudiéramos robar cartas, realizar acciones extra, etc.

El arte de las cartas esta muy logrado, es un juego visualmente atractivo y sus componentes están al mismo nivel. Imagino que las monedas podrían haber sido de cartón y los cuencos no hacía falta incluirlos, lo que habría reducido el precio del juego, pero considero que son un puntazo y de este modo se hace más atractivo.

El juego es mecánicamente muy sencillo, es fácil de explicar y de comprender. Esto lo convierte en un juego dinámico y accesible a la mayor parte del público, los componentes también ayuda, y lo consideraría un buen juego de iniciación al mundillo. No es un juego que convencerá a los jugadores que esperen algo sesudo y de estrategias complejas, pero para darle un poco al coco sin pasarse demasiado es una excelentísima opción.

Bueno, esto es todo por hoy. Si alguien ha jugado al juego y quiere compartir su opinión ¡es más que bienvenido!. Por mi parte creo que no hay mucho más que añadir, quizás disculparme por mi reciente inactividad, pero seguiré trayendo artículos en cuánto pueda. Un saludo y …. ¡Nos jugamos!

 

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share This